Roma y las matemáticas

Da Vinci Vitruve Luc Viatour.jpg


De Leonardo da Vinci – Leonardo Da Vinci – Photo from www.lucnix.be. 2007-09-08 (photograph).

Hay un adagio repetido a lo largo del tiempo: la historia la escriben los vencedores. Esta nos lleva a creer que si no está escrito, no existió. El nombre de la reina-faraón Hatshepsut fue borrado sistemáticamente de los anales y edificios egipcios. Con ello relegaban al olvido su existencia y su obra. De un modo similar, algunos de los primeros historiadores de las matemáticas se sintieron tan obnubilados por la ciencia griega que desdeñaron las matemáticas en el periodo de dominio de Roma. Aunque es verdad que no hay grandes nombres de la Roma clásica en el elenco de personajes matemáticos, las matemáticas no dejaron de existir con el decaer de la Grecia clásica.

A la hora de recordar a los matemáticos de la época entre los griegos y los árabes topamos con nombres tan conocidos como Diofanto de Alejandría, Pappus de Alejandría o Teón de Alejandría. Lo adivinan, ¿verdad? Vivieron en el Imperio Romano, habiendo nacido en la continuación de la tradición helenista. Arquímides, Hipatia o Ptolomeo son continuadores de un conocimiento griego en un mundo romano, o donde Roma comenzaba a mostrar su influencia, en el caso de Arquímides.

Para algunos historiadores la decadencia de las matemáticas, tras el periodo griego, fue debido al impacto negativo de Roma.

Algunos historiadores atribuyen esta decadencia a las insuficiencias y limitaciones del álgebra geométrica griega, y otros al frío hálito de Roma. C. Boyer, Historia de la matemática.

No cabe duda que hay parte de razón: los romanos fueron un pueblo conquistador, amante del dios Marte. Sin embargo, Boyer también nos dice:

El periodo que va de Hiparco a Ptolomeo a lo largo de tres siglos fue uno de predominio de la matemática aplicada.

Más prácticos que teóricos, los romanos buscaban la aplicación: Arquímedes y Herón de Alejandría son exponentes de matemáticas aplicadas. Las matemáticas que ayudaban, por ejemplo, en la construcción.

Marco Vitruvio fue arquitecto e ingeniero, en la Roma de Julio Cesar. De él tenemos De architectura, la referencia por antonomasia del conocimiento arquitectónico de la antigüedad grecolatina(no se si atreverme a decir que por ella puede considerarsele el Euclides de la arquitectura). Leonardo da Vinci le homenajeará con el famoso dibujo. No cabe duda que Vitruvio conoce la geometría, las proporciones, las figuras. Continua con la labor de Arquímedes, describiendo la construcción del tornillo de Arquímedes, relojes de sol y de agua, incluso el uso de la eolípila (la primera máquina de vapor, que ideó Herón de Alejandría) Quizás no veamos las matemáticas, pero De architectura, contenía, además construcciónGnomónica y Mecánica (matemáticas aplicadas).

Es posible que Vitruvio no se parase en analizar la geometría como los helenistas de Alejandría. Para Roma era más importante los acueductos, los puentes, las ingenierías militar y de minas, la metalurgia, la agrimensura.  Higino Gromático ejercía de agrimensor en la época del emperador Trajano(el hispano, sobre quien Santiago Posteguillo ha escrito una  excelente trilogía), y era geógrafo, cartógrafo y matemático. Se le atribuye un tratado sobre campamentos militares. Experto en gnomónica escribió un amplio trabajo en agrimensura.

El interés en Roma por las matemáticas parece no equiparse al pasado en Grecia, o el mismo que se mantiene en la Alejandría helenística. En el blog sobre la educación de la Roma Antigua podemos leer:

La organización de la enseñanza en la época imperial siguió siendo parecida a la época anterior con sus tres grados del literato, el gramático y el retórico; pero con un nuevo sentido imperial, de absorción y nacionalización de las regiones conquistadas. Se da la universalización de la cultura romana y en particular de la lengua latina y del derecho.

De nuevo se manifiesta que el desarrollo matemático está relegado, incluso en la educación. Pero una vez más no significa que en la Roma Imperial no se desarrollasen las matemáticas. Cómo de otro modo habrían construido el Panteón de Roma. Se erigió entre los años 118 y 125 d.C., durante el reinado de Adriano(otro hispano). De planta circular, es la construcción con la cúpula mayor jamás construida hasta el siglo XX. Se cree que la dirección del proyecto cayó en las manos de Apolodoro de Damasco, quien también construiría la imponente Columna de Trabajo. La visión de la obra encandiló a genios que le siguieron, como Miguel Ángel o Brunelleschi.

HISTORIA NATIONAL GEOGRAPHIC 158 – Feb 2017.

No tenemos la documentación que utilizaron los constructores del Panteón, pero nos basta con observar para afirmar que el conocimiento de la geometría debía ser excelso.

Si tuviésemos que medir el conocimiento y desarrollo de las matemáticas de una sociedad, la construcción de una esfera estaría entre los logros mas avanzados. La Roma Imperial lo hizo.

Ahora analicemos la fría verdad: los historiadores no han encontrado documentos que refuten su opinión sobre el estancamiento de las matemáticas en la época romana. Quizás se perdiesen. O quizás no se han fijado en sus construcciones.

Este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta septuagésima segunda edición, también denominada 8.2, está organizado por Rafael Martínez González a través de su blog El mundo de Rafalillo.
Did you like this? Share it:
This entry was posted in Historia, Personajes. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *