¡Enrevesados matemáticos!

Leyendo el post de Tito Eliatron Dixit, Mi padre es profesor de matemáticas, he recordado el famoso epitafio de Diofanto de Alejandría

Transeúnte, esta es la tumba de Diofanto: es él quien con esta sorprendente distribución te dice el número de años que vivió. Su niñez ocupó la sexta parte de su vida; después, durante la doceava parte su mejilla se cubrió con el primer bozo. Pasó aún una séptima parte de su vida antes de tomar esposa y, cinco años después, tuvo un precioso niño que, una vez alcanzada la mitad de la edad de su padre, pereció de una muerte desgraciada. Su padre tuvo que sobrevivirle, llorándole, durante cuatro años. De todo esto se deduce su edad.

Bueno, la verdad es que a Diofanto le encantaba la Aritmética.

Did you like this? Share it:
This entry was posted in Historia and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *