El mundo se creó de la nada

Matemáticamente esto es posible ¿Cómo?, relacionando la creación del mundo con una serie.

En 1703, Guido de Grandi (1671-1742), profesor de matemáticas en la Universidad de Pisa, escribe un pequeño libro titulado Quadratura circuli et hyperbolae, donde estudia la famosa serie

1-1+1-1+1-…

Grandes matemáticos habían tratado con ella (de esto hablaré en otro entrada) y él encuentra una simple demostración a su convergencia. Por entonces se conocía el desarrollo en serie de potencias

$ \displaystyle{\frac{1}{1+x}} =1-x+x^2-x^3+$…

Grandi sustituyó x=1 y obtuvo

&\frac{1}{2}=1-1+1-1+…$

que se correspondía al resultado conseguido por otros matemáticos. Ahora, Grandi, argumentó que la serie podía reagruparse de modo que

(1-1)+(1-1)+(1-1)+…

el resultado era cero. En consecuencia, consideró haber demostrado que el mundo había sido creado de la nada.

Enlaces de interés

Did you like this? Share it:
This entry was posted in Historia, Personajes and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *